Citroen Racing logró pódium doble en el Rally Turkey, con lo que consiguió un respiro la tabla de posiciones rumbo al Campeonato de Constructores de la FIA.

Con éste resultado no sólo Citroen aligera la carga por la pelea por el título, sino también Ogier se postula como candidato para lograr su séptimo campeonato consecutivo del WRC.

Los dos campeonatos siguen tan apretados, como en las dos últimas temporadas, Ott Tanak se verá obligado a ser más agresivo en los próximos rallies, pues su mal resultado en Turquía le ha restado gran parte de la ventaja que llevaba, el triunfo brillante de Ogier, hace que el francés se acerque a menos de 20 puntos, Neuville perdió su segundo lugar en la general.

Ogier terminó 34.7 segundos por delante de Esapekka Lappi, líder durante gran parte del rally, consiguiendo su primera victoria desde el Rally México y subiendo al segundo puesto de la clasificación del campeonato de pilotos.

«Esta victoria era realmente necesaria y nuestra única oportunidad de volver a la lucha por el campeonato». «Sabíamos que podía pasar cualquier cosa, porque es un rally muy duro, pero la mala suerte que tuvimos en la prueba anterior en Alemania quedó atrás». dijo Ogier.