Ott Tanak marcó el ritmo en el primer día del RACC Rally de España, aumentando así las posibilidades de su primer campeonato del mundo.

Tanak logró colocarse en primera posición al finalizar el primer día de competencia, superando por 26.8 segundos al local Dani Sordo que se coloca en segundo y por 2.9 segundos más a Elfyn Evans que se coloca en el tercer sitio.

En su pelea por el título, el estonio se distanció de Ogier y del líder Neuville, que quedaron séptimo y noveno respectivamente, a falta de dos días para el final del único rallye de superficie mixta.

«Aún no se ha hecho nada», dijo. «Fue un día difícil. Al principio de la tarde el coche estaba muy bien, pero después empecé a luchar, no sé por qué. Traté de hacer todo lo que pude para mantenerme en la carretera, no pude hacer mucho más», dijo.

Medio segundo detrás del Ford Fiesta de Evans en cuarto lugar estaba el nueve veces campeón Sébastien Loeb. Compitiendo en el último de sus tres rallyes con un Citroën C3, el francés luchó contra el subviraje, pero después de solucionar los problemas, atacó desde la novena posición.

En el servicio mecánico nocturno los ingenieros cambiaron la configuración de tierra de los coches a asfalto, los pilotos se enfrentan a dos tramos idénticos de tres especiales, antes de una última susper especial en el paseo marítimo de Salou. Las siete especiales suman 121,90 km.