Si Sébastien Ogier obtiene un buen resultado este próximo fin de semana en el Rally de Cataluña, su equipo inscribirá un tercer coche para la última cita del calendario con el fin de restar puntos a sus rivales.

El Rally de Cataluña será decisivo para el seis veces campeón del mundo Sébastien Ogier, pues 28 puntos lo separan del líder del campeonato Ott Tanak. Para que el francés siga con posibilidades de obtener su séptimo título, deberán de pasar dos cosas, la primera será que obtenga el máximo de puntos, incluidos los de la Power Stage y la segunda que Tanak corra con muy mala suerte y sume la menor cantidad de puntos.

Si ésto pasa y Ogier sigue con esperanzas al título, la idea es poner un tercer coche en pista el último rally de la temporada. Hasta ahora, Citroën siempre ha alineado dos unidades, pero alterarían su programa por una buena razón. Y es que ese tercer C3 WRC que tendría a Mads Ostberg al volante para restar puntos a su rival en un momento determinado.