Thierry Neuville se llevó la victoria en el «Infierno Verde» en su debut en circuitos, en la carrera 1 de Nurburgring del campeonato TCR de Alemania, disputada este sábado.

 

El belga corrió como piloto invitado (no elegible para puntuar) en la prueba de turismos celebrada en el que es conocido por muchos como el circuito más peligroso del mundo, el circuito de Nurburgring en Alemania.

Neuville corrió con el equipo oficial de Hyundai a bordo del i30 N TCR, encabezó la sesión de entrenamientos libres y aseguró la pole antes de la carrera 1, ganándola y marcando también la vuelta más rápida.

En la carrera 2 que se corrió el domingo, Neuville sólo alcanzó la séptima posición, ésto con orden de parrilla inversa, que lo mandaba en la largada hasta el octavo puesto.

Neuville comentó que desde pequeño asistía a las 24 horas de Nurburgring y que ahora le gustaría correr alguna prueba de resistencia a bordo de un GT3, y aunque la oportunidad de hacerlo ha estado cada año sobre la mesa por parte de Hyundai, ha sido él quien no ha aceptado ya que le consumiría mucho tiempo y energía que ha decidido apostar a su lucha por el campeonato del WRC.