El piloto español consiguió la segunda victoria de su carrera en el WRC en el Rally de Italia Cerdeña, después de un dramático Power Stage para Ott Tanak.

 

Tanak lideraba el Rally hasta el inicio del Power Stage con una ventaja de 26.7 segundos sobre Sordo, por lo cual parecía que no habría manera de que el español lograra la hazaña de subirse al primer puesto. Fue en los primeros kilómetros del último tramo que Tanak se quedaba sin dirección asistida, falla que lo hizo caer cuatro posiciones terminando el rally en quinto lugar.

Sordo llegaba al control final incrédulo de haber conseguido la victoria, mientras Tanak desconsolado lloraba al ver cómo todo se le escapaba de las manos.

Dani Sordo no había conseguido otra victoria desde Alemania 2013, ni logrado subir al podio desde Argentina 2018

Teemu Sunninen y Andreas Mikkelsen cerraron el podio, el noruego logró quitarle el 2 – 3 a M-Sport, recortando los casi 6 segundos que Elfyn Evans le aventajaba antes del Power Stage.

Ogier no tuvo un buen rally, no se le veía cómodo y rompió la suspensión de su Citroen, regresó para quedarse con cuatro puntos del Power Stage, y terminó en 41 general.