Hyundai confirmó que Sebastien Loeb tendrá su primer contacto con el i20 WRC justo después de que regrese de Perú, en donde competirá como piloto privado en el Rally Dakar, con un Peugeot 3008 DKR.

Los de Hyundai dicen no estar preocupados por ello, pues dicen confiar plenamente en el talento de su nuevo piloto y en las capacidades de su coche.

Loeb probará el coche tan sólo unas horas después de terminado el Dakar, para luego hacer el reconocimiento de ruta y correr su primer tramo el jueves 24 de Enero, día del Shakedown y las primeras dos especiales.

«No hay otra alternativa más que probar el fin de semana previo, ésto lo hará un test interesante», dijo Alain Penasse, Jefe de Equipo de Hyundai.

«Él le dará alguna ventaja a otros pilotos que han tenido más tiempo en sus autos y más experiencia, pero creo que estará bien» añadió.

Hyundai confía que con la ayuda de Loeb, éste año puedan asegurar el título de fabricantes, y que Neuville pueda lograr su primer campeonato del WRC.

«Loeb Agrega valor al equipo y tiene un aura real a su alrededor, esto ayudará a todas las personas a su alrededor el próximo año». puntualizó.

 

Rallymex.